La Prisión Embrujada de Tennessee

Bomar Blvd. Nashville, TN 37209

La Prisión Estatal de Tennessee es una institución de máxima seguridad que albergó a algunos de los criminales más peligrosos de los siglos XIX y XX.

Cerrada en 1992 por condiciones inhumanas, la vieja prisión ha ganado una vez más notoriedad por sus fenómenos paranormales escalofriantes. Una cosa es segura, cuando estés en Tennessee, ningún lugar te hará gritar como esta espeluznante institución.

La Prisión Estatal de Tennessee, una de las prisiones más embrujadas de Nashville.

¿Sabías que...?

  • Varias películas y videos musicales se han filmado en esta prisión después de que fuera desmantelada, como la película biográfica sobre Johnny Cash “Walk the Line” y “The Green Mile”, un drama criminal de 1999 protagonizado por Tom Hanks.
  • En 1831, cuando la prisión abrió por primera vez, era conocida por el trato humano de los prisioneros. Más de un siglo después, la institución fue cerrada debido a su entorno incómodo, sobrepoblamiento y maltrato a los presos.
  • Los presos eran sometidos a trabajo agotador y las ganancias obtenidas de su labor se utilizaron para el mantenimiento de la prisión.
  • Durante su apogeo, la prisión albergó a criminales notorios como James Earl Ray, el hombre acusado de matar a Martin Luther King.

Los Fantasmas de la Prisión Estatal de Tennessee

Pocos lugares son más ominosos que una prisión de máxima seguridad. Aquí vivían monstruos, asesinos y psicópatas. Además, algunos inocentes que no merecían ser encerrados. Imagínese el miedo, la intimidación, las luchas por el poder dentro de la penitenciaría rancia y sin ventilación.

La prisión era lo suficientemente aterradora mientras estaba activa, pero se ha vuelto aún más espeluznante desde que fue abandonada. En 1992, cuando se cerró la institución, "El Castillo", como se le conoce a menudo, comenzó a desmoronarse lentamente. Hoy en día, toda la pintura del interior se ha burbujeado y pelado. El piso está cubierto con láminas de pintura desgastadas y polvo. Las barras de metal se han oxidado y las paredes se desmoronan. Todo el edificio está plagado de amianto.

Pero, ¿esto ha impedido que alguien entre? Para nada.

A pesar de que la ubicación está firmemente cerrada al público, algunas personas curiosas han logrado entrar en busca de fantasmas. Sabemos que no es seguro estar adentro, pero el estado general del edificio no es la única amenaza.

Muchos de los que alguna vez llamaron hogar a este lugar murieron con remordimiento y enfermos en una celda sucia. Los verdaderamente malvados fueron sentenciados a muerte y llevados a la cámara de ejecución donde la silla eléctrica hizo su magia. Otros se quitaron la vida para escapar del confinamiento. Poco sabían, incluso en la muerte, que no había forma de escapar de la prisión.

Aquellos que han ignorado las señales de advertencia y se han atrevido a entrar a la prisión han sido testigos de algunos hechos inquietantes y casi conmovedores. En el interior, algunos han escuchado lo que creen que son los barrotes de las celdas y han seguido el ruido solo para descubrir que no hay nadie allí.

Los visitantes juran que han escuchado gritos espeluznantes dentro del edificio, que se cree que son los espíritus de prisioneros electrocutados hasta la muerte, reviviendo sus momentos finales. También se escuchan pasos incorpóreos resonando por los pasillos. Pero con el mal que una vez vivió aquí, no es de extrañar que los fantasmas no hayan podido trascender al más allá.

La historia de la penitenciaría estatal revela detalles aún más oscuros sobre el edificio y explica por qué este lugar está tan embrujado.

La Historia de la Prisión Estatal de Tennessee

Una vez que la prisión estatal de Tennessee abrió sus puertas, o más bien, sus celdas de la cárcel, en 1831, rápidamente se abarrotó. La situación empeoró en 1863 después de que el ejército de la Unión ocupara la ciudad y convirtiera la penitenciaría en una prisión militar.

Debido a esto, el número de prisioneros se disparó y las operaciones diarias se convirtieron en un desafío mucho mayor. El hacinamiento también afectó la segregación por sexo, ya que se vieron obligados a alojar a hombres y mujeres en el mismo lugar. La penitenciaría original fue demolida en 1898, y algunos de los materiales recuperados se utilizaron para construir una prisión más grande. Esta segunda estructura tenía 800 microcélulas, diseñadas para albergar a una sola persona. Con la nueva construcción, los funcionarios buscaron emular el diseño arquitectónico y los modelos de disciplina establecidos en la Instalación Correccional de Auburn.

Ubicada en Auburn, Nueva York, la prisión tipo reformatorio fue la primera en realizar una ejecución con silla eléctrica. También fue la primera en implementar el confinamiento solitario perpetuo y el trabajo manual bajo silencio estricto.

Cuando la prisión estatal de Tennessee comenzó a aceptar presos, aplicaron las mismas pautas de silencio absoluto. Sus cabezas debían permanecer abajo en todo momento. Y a los presos no se les permitía recibir cartas o llamadas de sus seres queridos a menos que fuera absolutamente necesario.

Los presos dormían en celdas solitarias y trabajaban hasta 16 horas al día. Se construyeron fábricas, oficinas e instalaciones de almacenamiento dentro de la estructura para permitir un trabajo penitenciario lucrativo. También había una granja cercada por un muro exterior, reservada para que las mujeres sembraran.

El trabajo físico se utilizó como una forma de hacer que los prisioneros pagaran el costo de su encarcelamiento. En Nashville, el trabajo penitenciario se hizo tan popular que llegó a competir con los trabajadores libres.

Claramente, hubo mucha ira reprimida aquí, especialmente cuando se trata de los condenados injustamente. Aparte de los criminales, algunas personas no merecían estar allí, pero aún así fueron despojados de toda interacción humana y sometidos a interminables horas de trabajo. La realidad es que el estilo de vida dentro de esta prisión "humana" te podría hacer enloquecer.

Con la apertura de la Institución de Máxima Seguridad Riverbend, la penitenciaría se cerró en 1992.

Abandonado durante varias décadas, el edificio ya en descomposición sufrió graves daños después de que fuera azotado por un tornado el 3 de marzo de 2020. Pero no todo está perdido, ya que hay rumores de que será restaurado y convertido en un museo, lo que permite una mirada fascinante al pasado infame de la ciudad.

Lo que debes de saber

La Prisión Estatal de Tennessee no está abierta al público y su acceso está estrictamente prohibido.

Nuestros Tours de Fantasmas en Nashville

Únete a nosotros en Nashville! Si quieres conocer más sobre lugares como el Capitolio del Estado de Tennessee, lo visitamos todas las noches en nuestros tours. Escoge entre nuestros 2 Tours de Fantasmas o Nuestro Recorrido por los Bares Embrujados.