La Embrujada Casa Pink de Charleston

17 Chalmers St, Charleston, South Carolina, 29401

"¡Lo que una vez fue una taberna y un burdel ahora se ha convertido en la mejor casita artística de la ciudad!"

Eso es lo que mucha gente dice mientras pasea por el camino empedrado de Chalmers Street, en la histórica parte amurallada de Charleston en Carolina del Sur. ¿A qué casa podrían estar refiriéndose? La Casa Pink de Charleston en el Barrio Francés (no debe confundirse con el restaurante “Pink House” de Savannah o el Barrio Francés de Nueva Orleans, claro está).

Hoy en día, la Casa Pink se ve casi igual que cuando se construyó por primera vez en 1712 (aunque algunos creen que fue construida mucho antes, durante la década de 1690). Con su techo de terracota original, su color rosado y su apariencia "adorable y pintoresca", muchos desconocen el pasado oscuro y turbulento de esta casa localizada en 17 Chalmers Street.

La Casa Pink, es la más antigua de Charleston. Se dice que esta casa embrujada es acechada por piratas y marineros del pasado de Charleston.

La piratería, los burdeles y la codicia marcan la historia de la Casa Pink; una marca que no se ha borrado aún después de tres siglos. Ya sea que crea en los rumores o no, no hay duda de la importancia histórica de la Pink Casa.

Tampoco hay duda alguna de su actividad fantasmal.

La Historia de la Casa Pink de Charleston

Los Primeros Días: Arquitectura

Al principio, Chalmers Street era puro barro, pero tan pronto se colocaron piedras de lastre en el suelo, comenzaron a surgir las calles de Charleston.

A partir de eso, comenzaron a surgir propiedades en cada calle. La Casa PinkCasa Pink (en aquel entonces una taberna) era una de estas primeras propiedades y sigue siendo uno de los dos edificios más antiguos de todo Charleston.

Construida con solo una habitación en cada uno de sus tres niveles, la Casa Pinkn el siglo XVIII era un edificio de tamaño común con chimeneas grandísimas para sobrevivir el invierno y cocinar durante todo el año.

Curiosamente, la mayoría de las casas de estilo Colonial en Charleston tienen cocinas al aire libre, pero nunca se ha descubierto una cocina al aire libre para la Casa Pink.

¿Pero por qué se llama la "Casa Rosada"? Bueno, eso es porque realmente era rosada. John Breton, el constructor, usó piedra de Bermudas para la propiedad, las cuales tienen un bonito tono rosado. Esta piedra fue puesta en barcos y traída a Charleston con la esperanza de usarla para adoquines. Rápidamente, los habitantes de Charleston se dieron cuenta de que las piedras de lastre redondeadas eran mejores para las calles y que la piedra de las Bermudas era perfecta para la construcción de edificios.

Hoy en día, la Casa Pink ha sido pintada de rosa para que coincida con su homónimo, aunque la piedra rosada de las Bermudas descansa directamente debajo, un verdadero testimonio de su fuerza y resistencia a pesar de sus tres siglos de vida.

Lodge Alley o Mulatto Alley: Franja Sórdida de Charleston

Aunque el barrio de la Casa Pink es conocido ahora como el "Barrio Francés", antes era conocido como el "Callejón de la logia" o, más frecuentemente, "Callejón de los mulatos".

En los primeros días del edificio, la Casa Pink operaba como cafetería y taberna para los marineros que pasaban por la zona. A principios de la década de 1700, Charleston ya se había convertido en el cuarto puerto más activo de las colonias. Los marineros inundaron el área y casi todos hicieron la corta caminata hasta el “callejón de los Mulatos”.

En ese momento, la calle adoquinada albergaba principalmente burdeles, tabernas o una mezcla de los dos. Atrayendo a marineros y a funcionarios de la ciudad.

Se le conocia como el “Callejon de los Mulatos” ya que la mayoría de los establecimientos pertenecían a propietarios de esclavos y solo ofrecían a su clientela mujeres de color esclavizadas o libres.

La historiadora Cynthia M. Kennedy en su artículo, “Nocturnal Adventures of Mulatto Alley”, dijo que: “la distinción entre ama de llaves y concubina se desdibujó en Charleston, de modo que cuando las mujeres de color esclavizadas y libres asumieron posiciones como amas de llaves, la mayoría entendió que el papel incluía el sexo y esperaban obtener recompensas materiales por el servicio adicional".

Algunos dueños de burdeles obligaban a sus esclavas a ofrecer servicios sexuales en sus establecimientos, donde el piso superior casi siempre estaba reservado exclusivamente para la actividad sexual. Algunas de las mujeres que trabajaban en los burdeles, incluyendo la Casa Pink, eligieron el estilo de vida, ya que les brindaba beneficios materiales para mejorar sus vidas y la vida de su familia.

Los registros muestran que Thomas Coker era dueño de la Casa Pink durante la década de 1750, pero a principios del siglo XIX, el Callejón de los Mulatos se había convertido en una obscenidad total. Thomas Elfe, un fabricante de muebles que vivía cerca, escribió sobre las peleas y el ruido que emanaba de la taberna.

No fue hasta la segunda mitad del siglo XIX que el barrio rojo de Charleston se deterioró y la Casa Pink se deterioró junto con él.

Galerías de arte y renovación: siglo XX

Desde finales del siglo XIX hasta los años 30, la Casa Pink permaneció casi completamente intacta.

No fue hasta que el Sr. y la Sra. Morawetz intervinieron, que las cosas comenzaron a cambiar para el edificio histórico. La pareja era de Nueva York, y habían empezado a comprar propiedades arruinadas y restaurarlas por completo.

Fue la pareja Morawetz quien agregó una pequeña ala en el lado sureste del edificio, y quien le devolvió la vida y la vitalidad a la Casa Pink.

Cuando llegó 1946, Harry McInvaill, Jr. compró la propiedad y abrió una pequeña editorial. Durante años, McInvaill acogió a artistas de todas las modalidades en la Casa Pink. Organizó exposiciones de arte, y apoyó plenamente la escena artística de Charleston.

Cuando McInvaill, Jr. vendió la Casa Pink, la misma pasó a manos de otro artista local: la pintora más famosa de Charleston, Alice Ravenel Huger Smith. La Casa Pink eventualmente se convirtió en su estudio, y ella también organizó varias exposiciones en la propiedad.

Fue durante este período que la Casa Pink también fue la base del grupo, “Piping & Marching Society of Lower Chalmers Street” (o Sociedad de Gaita y Marcha de la Calle Chalmers). Iniciado por un grupo de veteranos de la Segunda Guerra Mundial, que utilizaron la casa como un lugar para hablar de filosofía, beber buena cerveza y dar presentaciones a sus compañeros.

No era raro ver a miembros de la Piping & Marching Society paseando por el distrito del Barrio Francés, con gaita en mano y tocando para todos los que salían a verlos marchar.

La Casa Pink Hoy en Día

La Casa Pink nunca perdió realmente su estilo artístico. Parece que, de una forma u otra, su vínculo con la escena creativa de Charleston ha sido una constante desde la década de 1940.

Después de la estadía de Alice Ravenel Huger Smith, el abogado Frank H. Bailey compró la propiedad y restauró el hogar, una vez más. Si bien la Casa Pink aún conservaba su aura colonial, la familia Bailey instaló conveniencias modernas como electricidad y teléfonos.

Se realizaron recorridos por la propiedad durante las décadas de 1950 y 1960, antes de que la estructura pasara a manos de la hija del Sr. Bailey. Una vez más se convirtió en una galería de arte, y lo sigue siendo hasta el día de hoy. Cuenta con las obras de arte de Alice Stewart Grimsley, Nancy Wycoff Rushing y Detta Cutting Zimmerman.

Y, según un anuncio de bienes raíces, la última vez que se puso a la venta la Casa Pink, su valor era de 899,000 dólares. Un precio razonable para una propiedad importante con aura fantasmal.

Los fantasmas de la Casa Pink de Charleston

Pregúntale a un lugareño y probablemente te dirá que la Casa Pink tiene uno o dos fantasmas rondando. Pero el avistamiento más común es el de una mujer en el tercer piso.

Su espíritu vaga, paseando de un lado a otro como si estuviera esperando algo o quizás incluso a alguien.

Aquellos que han tenido la suerte de ver a esta figura afirman que es el fantasma de la pirata Anne Bonny. ¿Sera cierto?

La Historia de La Mujer Pirata: Anne Bonny

Uno de los primeros bocetos de Anne Bonney, una pirata de Charleston, se rumoreaba que estaba vinculada a la Casa Pink, y se rumoreaba que también la perseguía.
Uno de los primeros bocetos de Anne Bonney

Anne Bonny nació en el condado de Cork, Irlanda, en 1697, como hija ilegítima del abogado William Cormac y su ama de llaves, Marry Brennan. La esposa de Cormac no estaba contenta con este giro de acontecimientos y rápidamente denunció la infidelidad de su esposo ante todo el pueblo.

Sin reputación de la que hablar, William empacó a su hija y a su nueva futura esposa y se embarcó hacia el Nuevo Mundo. Charleston era su destino final.

Desafortunadamente, la madre de Anne, Marry, murió mientras Anne era una adolescente. Tras la pérdida de su madre, Anne dio un giro. Se rumorea que Anne asesinó a una sirvienta con un cuchillo, y que incluso le causó tanto daño a un adolescente que terminó en el hospital. (En su defensa, había intentado algunos avances sexuales y Anne lo puso correctamente en su lugar).

Pero pronto Anne se enamoró, nada menos que de un pirata llamado William Bonny, y las tensiones aumentaron dentro de la casa. Su padre argumentó que ella era demasiado joven (16 años) para pensar en casarse. Pero Anne se casó con Bonny de todos modos, y fue echada de su casa.

El encanto de estar casado con un pirata se desvaneció rápidamente. Sin embargo, no porque la vida pirata fuera difícil para Anne, sino porque su marido se transformó en asistente de un gobernador. Anne no estaba contenta y huyó con la ayuda de su amigo, Pierre, que dirigía una casa obscena. Mientras huía de William Bonny, terminó en los brazos de Calico Jack Rackham, quien era otro pirata. Pronto descubrió que estaba embarazada y la dejó en La Habana, Cuba mientras tanto.

A partir de ahí, Rackham finalmente decidió recoger a su esposa unos meses después. Con ella estaba la nueva amiga de Anne, la infame Mary Read. Si bien muchos dicen que solo eran amigas, otros han comentado que creen que Anne y Mary podrían haber estado en una relación.

La vida no sería fácil para Anne, porque su barco, el “Revenge” (o Venganza), fue atacado y ella y todos sus amigos fueron encarcelados. El castigo por piratería en el siglo XVIII fue la ejecución en la horca. Una a una, sus amigas fueron ejecutadas, pero ella y Mary suplicaron que ambas estaban embarazadas.

Debió haber sido con un gran suspiro de alivio que se dieron cuenta de que no serían ejecutados como los demás.

Aun así, Mary terminó en una prisión de Jamaica donde murió de fiebre amarilla. En cuanto a Anne, su padre supuestamente sintió lástima y pagó por su regreso a Charleston. ¿Desapareció como dice la leyenda? Probablemente no. En cambio, parece que Anne pronto dio a luz al hijo de Rackham y luego se volvió a casar con Joseph Burleigh en 1782.

Anne murió el 25 de abril de 1782 en Charleston.

¿Será que Anne Bonny está rondando la Casa Pink?

Si bien sería absolutamente fantástico suponer que la Casa Pink está embrujada por Anne Bonny, la pirata, probablemente también sea poco probable. Ningún registro sugiere que Anne pasó algún tiempo en la Casa Pink en el siglo XVIII, lo que lleva a muchos a creer que la Casa Pink está embrujada por otra persona.

Actividad fantasmal en la Casa Pink

Las ventanas se abren de repente y por si solas. De noche se escuchan pasos como si alguien estuviera subiendo las escaleras. . .

Los visitantes juran sentirse incómodos y como si alguien los estuviera observando. Pero cuando miran a su alrededor, no hay nadie.

Dejándolos cuestionando si realmente están solos.

En cuanto al espíritu femenino que deambula por el tercer piso de la Casa Pink, tiene más sentido si fuera quizás el espíritu de una de las mujeres que una vez trabajó en la casa durante sus días de taberna/burdel.

Generalmente, los burdeles y las tabernas son algunos de los lugares más embrujados del mundo, debido a las fuertes emociones y acontecimientos del pasado.

Visitando la Casa Pink en Charleston

Para los amantes del arte y la arquitectura, les recomendamos que pase por la Casa Pink. Traiga su cámara y dé un paseo por esta fascinante estructura. Quien sabe, quizás conozca al fantasma que acecha la casa más adorable de todo Charleston.

Nuestro Tours de Fantasmas en Charleston

¿Estás visitando Charleston? ¿Quieres visitar los lugares más embrujados que Charleston tiene para ofrecer? Ghost City Tours ha sido la compañía de viajes número uno de Charleston desde 2017.

Descubre los lugares Más Embrujados de Charleston

Se rumorea que la Antigua Cárcel de Charleston, fotografiada de noche, es uno de los lugares más embrujados de Charleston.
La Embrujada Carcel Charleston

Embrujada Carcel de Charleston

Uno de los muchos monumentos que puedes encontrar en el Jardin White Point. También puedes encontrar uno o dos fantasmas.
Jardin White Point

Embrujado Parque Charleston

El Exchange and Provost Dungeon, uno de los edificios más embrujados de Charleston
El Exchange and Provost Dungeon

El edificio más histórico y embrujado